Bangkok Ciudad Templo de día

Cómo ir de Chumphon a Bangkok

Si estás planeando ir a Bangkok desde Chumphon, aquí encontrarás toda la información que necesitas pasa saber cómo ir de Chumphon a Bangkok, medios de transporte disponibles para llegar a Bangkok, precios de los transportes, horarios y consejos útiles que te facilitarán el trayecto de Chumphon a Bangkok.


Cómo ir de Chumphon a Bangkok

Para viajar de Chumphon a Bangkok uno puede elegir, como siempre, entre el autobús o el tren. Los autobuses son más rápidos, pero la estación desde la que salen con destino a la capital está un poco alejada de la ciudad. Los trenes son más lentos, pero hay un gran abanico de opciones entre butaca y coches-cama, y la estación de tren está justo en el centro de Chumphon.

 

Cómo ir de Chumphon a Bangkok en Autobús

Hay dos estaciones de autobús en Chumphon. La más pequeña, situada en el centro de la ciudad, ofrece servicios hacia el sur, como Hat Yai, Ranong or Phuket. La más nueva y grande es la estación de transporte provincial de Chumphon, desde donde salen autobuses hacia Bangkok, y está en la Autopista número 4, a unos 14 kilómetros hacia el oeste de la ciudad. No hay transporte público a la nueva estación, por lo que es necesario ir en taxi (THB 100 aproximadamente).

Hay varios operadores que realizan el trayecto entre Chumphon y Bangkok, entre ellos Suwannatee Tour. Aunque la estación de autobuses de Chumphon queda bastante a trasmano, conviene considerar la opción de viajar en autobús en lugar de en tren, porque los buses van directos a la capital en solo 6½ horas, mientras que los trenes tardan al menos 8½ horas. Suwannatee Tour tiene tres autobuses al día con destino Bangkok, a las 10am, 2pm y 10pm. Todos los autobuses son Express, y los billetes cuestan algo menos de THB 400. Durante el viaje se sirven tentempiés y bebidas, hay servicio a bordo y aire acondicionado. Para organizarse bien hay que tener en cuenta que los que tienen salida por la tarde llegan a Bangkok a las 8.20 pm y que el último llega a las 4.20 am.

En Bangkok, los autobuses llegan a Sai Tai Mai, la terminal Sur de autobuses, que se encuentra en la zona de Thonburi, en la orilla oeste de Chao Phraya. Numerosos autobuses de BMTA la conectan con otras partes de la capital, aunque no es tarea fácil adivinar cuál es que le hace a uno falta, y no es nada cómodo si se viaja con equipaje. No está de más considerar la opción de tomar un taxi al centro.

 

Cómo ir de Chumphon a Bangkok en Tren

La Estación de Tren de Chumphon está justo en el centro de la ciudad, al noroeste del Mercado Nocturno de Chumphon. Los trenes de Chumphon a Bangkok salen a lo largo de todo el día. Coger el tren es la forma más cómoda de viajar, sobre todo si se escoge un coche-cama. Los trenes #174, #168 (8.25pm), #86 (9.10pm) y #84 (12.05am) ofrecen la popular opción de coche-cama de segunda clase con aire acondicionado, por un precio entre THB 850 y THB 900 aproximadamente. Aunque la verdad es que hay que prepararse para un aire acondicionado congelado. Quienes no quieran arriesgar su salud pueden optar por la segunda clase con ventilador, que es uno poco más barata, por THB 650. Hay vagones de segunda con ventilador en los trenes #174 (7.30pm) y #168. Y todos estos trenes tardan entre 8½ horas y 9½ horas en llegar a Bangkok.

Hay dos trenes que son más rápidos que los demás: el #40, que sale de Chumphon a las 12.45pm y llega a Bangkok a las 7.45pm, y el #42, que sale a las 10.45pm y llega a las 5.55am. Solamente hay asientos de segunda clase con aire acondicionado en ambos trenes, así que merece la pena pensárselo antes de reservar. Quienes estén buscando la opción de viaje más barata pueden echarle un vistazo al tren nocturno #168, con asientos de segunda clase con ventilador por solo THB 500. ¡Buena suerte con los lumbares!

 

¿Merece la pena parar en Chumphon?

Chumphon es lugar de paso hacia la Meca del buceo que es Koh Tao, y puerta de entrada al sur de Tailandia, para quienes van con rumbo a sitios como Ranong y Phuket. La gran mayoría de las agencias de viajes y hostales de la ciudad se centran en proporcionar billetes de ferry y transfer para quienes simplemente quieren continuar su viaje. Pero además de dar acceso a las islas del golfo, Chumphon también sirve de parada técnica para los mochileros que necesiten un respiro durante el viaje. Aunque no hay mucho que ver o hacer en la ciudad, lo interesante son las playas tranquilas y agradables de los alrededores, como Hat Sai Ree (20 km, en las autopistas 4119 y 4098) y la famosa Hat Thung Wua Laen (16 km en la autopista 3108). En la ciudad, los principales puntos de interés son el Museo Nacional de Chumphon, que exhibe objetos arqueológicos hallados en la provincia, y un puñado de templos históricos como Wat Pradoen y Wat Chao Fa Sala Loi. Las cercanas islas de Koh Maprao (permiso de visita necesario), Koh Lava, Koh Thalu y otras del estilo, ofrecen una oportunidad de hacer buceo y snorkel cerca de arrecifes de coral, que tampoco hay que pasar por alto.

 

Experiencia de primera mano en Chumphon: ¿un homestay o una tienda de café?

La mayoría de los viajeros que buscan alojamiento barato en Chumphon acaban quedándose en Suda Guest House, que es probablemente el sitio más famoso entre los mochileros y flashpackers que deciden pasar la noche en la ciudad. Nosotros no tuvimos esa suerte ya que al darse cuenta de que acabábamos de llegar a tierra firme desde las islas, y con rumbo a Bangkok, el recepcionista nos dijo que no quedaba sitio en Suda. Creemos que nos estaba timando, porque otra pareja de extranjeros que llegó unos minutos después que nosotros consiguió alojamiento – por supuesto porque iban rumbo a Koh Tao, y los dueños querían venderles el combo de autobús y ferry a la isla.

Si resulta que te encuentras con el mismo problema, no te preocupes. Solamente una tienda más abajo, en la misma calle que Suda, hay un sitio donde además de pasar la noche podrás disfrutar de la hospitalidad local en toda norma. Hay un pequeño albergue, llamado New Rest House (el albergue nuevo), que básicamente es la laberíntica vivienda de una familia de tostadores de café con más de 50 años de historia en el negocio del tueste.

Ofrecen dos rudimentarias habitaciones con ventilador y baño compartido fuera, pero los dueños son tan amables y acogedores y el ambiente tan hogareño, que uno no puede sino enamorarse del sitio.

Por la mañana preparan su propio café para los huéspedes y además dejan echar un vistazo a la primitiva – ¡pero bien eficaz! – máquina que usan para tostar el café. El robusta local es de lo más tonificante – merece la pena aprovechar para llevarse algo de vuelta a casa, incluso si a primera vista parece que los granos están demasiado tostados.